La otra cara de la moneda, Los Escort de Zaragoza son personas comunes que encuentra un empleo que los sacan de su zona de confort, buscando una mejoría económica e intentando lograr una superación personal llenando ese vacío complaciendo a otras personas.

El lado maravilloso de la prostitución de lujo es la cantidad de dinero que puede ingresar a una persona solo por prestar sus servicios sexuales, el acceso que muchos pueden tener a una zona de clase social y económicamente alta, solo por complacer sus deseos.

Muchos prostitutos comparten de manera anónima como ha sido su experiencia como Escort de Zaragoza, unos hablan que la vida como gigoló no es de maravilla, que el acceso a grandes fortunas son mínimos, y que muchos tienen que pasar por grandes humillación solo por 70 dólares o euros, por hora que se hacen eternas

Es un golpe fuerte a la moral aquellos clientes que tratan a los prostitutos como basura, discriminándolos cuando ellos están pagando por un servicio sexual, no para recibir maltratos ni ofensas. Para ciertas personas eso es placentero, explican muchos gigolós.

Las drogas y violencia abundan en la vida de muchos hombres incurren en este mundo de la prostitución, por más que la compañía de muchos cliente hagan de la vida de Escort de Zaragoza sea más rutinaria y poco solitaria, al llegar a casa encuentran su realidad y se dan cuenta que aun están solos.

Las relaciones amorosas son inestables, muchos hombres entran a esta labor por falta de ingresos económicos, pero no por llenar un vacío sentimental, alguno quieren formar una familia en algún momentos de su vida, pero sienten que al ingresar a esta labor es difícil salir de la rutina creada por ellos mismos. Cuando intentan formar un lazo amoroso con alguna persona su labor siempre es un inconveniente.

Muchos Gays que no han salido del closet buscan experimentar con gigolós antes de descifrar cuáles son sus verdaderos gustos, esta es una manera de demostrarse así mismo sus preferencias sexuales, incluso hombres que no quieres demostrarle a nadie su sexualidad prefieren tener una vida con una apariencia heterosexual y a escondidas contratar a prostitutos para hallar su placer al máximo

Muchos son heterosexuales, pero al practicar el sexo pago, se ven en la obligación muchas veces de acostarse con personas del mismo sexo, puede ser placentero para muchos pero la mayoría no lo disfrutan al máximo como cuando tienen relaciones con personas heterosexuales.

Los lujos y la vida adinerada no llenan vacios sentimentales, pero alivia ciertas preocupaciones que pueden ser un gran dolor de cabeza. Para muchos gigolós la prostitución ha sido su mejor salida a un mundo libre de deudas y pocos lujos.

Aunque es muy fuerte ser Escort de Zaragoza, muchos no dejarían su empleo por la costumbre y el dinero, dicen que ya se ha vuelto parte de ellos, y que hay clientes que los ayudan a salir de la rutina, lo prohíbo siempre es mas tentador y placentero para el hombre.